PassivHaus

En CODENOR, somos técnicos homologados en ejecución Passivhaus

Este tipo de edificios se caracteriza por contar con mejoras técnicas en aislamiento térmico, control en roturas de puente térmico, estanqueidad del aire, carpinterías de altas prestaciones y una ventilación con recuperador de calor.

¿Qué beneficios te aporta un edificio Passivhaus?

Conseguirás reducir un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración de tu hogar.

Se trata de un tipo de construcción que además ofrece un coste energético muy bajo para el propietario y el medio ambiente, porque requiere muy poca energía suplementaria y se puede cubrir con facilidad a partir de energías renovables.

Sus cinco principios de éxito:

null

Excelente aislamiento térmico

  • Un edificio Passivhaus logra dotar de un excelente aislamiento térmico a tu hogar, tanto en invierno como en verano; consigue dar una baja transmitancia térmica a las paredes exteriores, cubierta y solera del edificio.
  • Dependiendo del clima, permite optimizar el aislamiento térmico en función del coste y mejora de la eficiencia energética.

null

Ventanas y puertas de altas prestaciones

  • Los huecos son el “punto débil” de la envolvente, por lo que se debe poner mucha atención en su ubicación durante el diseño del proyecto, y en su correcta colocación durante la obra.
  • Las carpinterías empleadas en Passivhaus tienen muy baja transmitancia térmica y las ventanas son de doble o triple vidrio rellenas de un gas inerte.

null

Ausencia de puentes térmicos

  • Con Passivhaus es posible construir sin puentes térmicos, lo cual repercute en evitar pérdidas de energía.
  • Sin puentes térmicos no se interrumpe la capa de aislamiento, permitiendo usar un material con resistencia térmica mayor y cuidar las juntas.

null

Hermeticidad del aire

  • En un edificio Passivhaus, la envolvente es lo más hermética posible logrando una eficiencia elevada del sistema de ventilación mecánica. Esto se logra cuidando al máximo la ejecución de las juntas durante la construcción.

null

Ventilación mecánica con recuperación de calor

  • En un edificio Passivhaus, con un caudal de aire fresco de aproximadamente 1/3 del volumen de los espacios, podemos aportar unos 10 W/m de calor, y 7 W/m² de frío en el edificio, fijándose un límite en la demanda de calefacción y refrigeración de aproximadamente 15 kWh/(m²a).

[templatera id=»455″]